15/11/16

Medievales

El pasado domingo, Ribi y mi hermana participaron en una feria medieval. El jueves le estuve cosiendo a Ribi una funda para su tambor de la que no tengo fotos aún. Pensaba yo que al día siguiente ya podría ponerme con mis otros quehaceres costuriles egoístas, cuando por lo visto de repente los dos se dieron cuenta de su falta de vestimenta para la ocasión. Y resumidamente, así es como la menda terminó comprando tela el viernes por la mañana, cortándola por la tarde, y cosiendo todo el sábado hasta las 12 de la noche, para que el domingo pudieran lucir así de guapos.


Capucha medieval para el señor. Quedó corta para su gusto, y le añadimos la parte de abajo con las puntas. Tela de punto roma, calentita y que no deshilacha para no tener que acabar los bordes. Costura exprés, mirar un par de ideas por Internet y meterme en proceso creativo cual cúter enloquecido en mano. Literalmente.


Por detrás, la capucha acaba en una punta muy larga que puede dejar colgando, ponerse de bufanda, enrollarse a la cabeza. No hubo tiempo de hacer muchas fotos.


Y aquí en acción.


Mi hermana tenía peticiones más elaboradas. De esas que cuando lees el mensaje tienes dos opciones, ponerte borde y ejercitar tu derecho a decir no, o partirte de risa y aceptar el reto. Y parece que me pilló de buen humor :-D. 99 hojas tuve que pegar. ¡99!


Estuve buscando un patrón que diera el pego y se viera relativamente fácil de hacer, y al final cogí este de Burdastyle de Alemania. Que conste que primero miré en la página española, pero por lo que sea no tienen tantos disfraces... Y eso que el patrón en pdf está en varios idiomas incluido el español.

Le quedó un pelín grande, pero para haber escogido la talla a ojo tampoco está tan mal. Además, había previsión de mucho más frío, así que tenía que poder ponerse más capas de ropa debajo de las que acabó llevando. Le hice también una gorrofanda para abrigarse el cuello y/o la cabeza. La tela gris es también punto roma, y la azul una de punto de jersey. Todas compradas en Manresa en La Casa dels Trossos. Sigo alucinando con la over. Vaya lujazo poder hacer esas costuras kilométricas en un momento, con la plana hubiese tardado una eternidad.


Y aquí, los dos en acción, tocando para el grupo de bastoners donde bailan mis sobrinos.


Patrones: vestido de Burdastyle, capucha patrón propio
Telas: punto roma y de jersey de La Casa dels Trossos
Enlaces: Mr Handmade

2 comentaris:

  1. Quina feinada!!!! però ha quedat fantàstic. Enhorabona!!

    ResponElimina
  2. Me da un soponcio si tengo a coser tanto en tan poco tiempo! Fantástico!

    ResponElimina